miércoles, 12 de septiembre de 2012

EL PODER DE LOS DIOSES EGIPCIOS

EL PODER DE LOS DIOSES EGIPCIOS


La religión egipcia es probablemente la religión más compleja. Existían muchos dioses y con distintas representaciones, incluso un mismo principio religioso podía verse encarnado en dioses diferentes.





Egipto divinizó las fuerzas de la naturaleza y los elementos del universo. La religión en el Egipto primitivo era eminentemente local, existiendo un dios en cada aldea y un dios provincial o que reinaba en el nomo o pueblo.

Con el discurrir del tiempo y como consecuencias de diversas vicisitudes políticas se crearon los primeros sincretismos que dieron lugar a la existencia de dioses estatales. Existían distintos centros de culto, y en cada uno de ellos tenía capitalidad una divinidad. Los principales centros de culto fueron:


Heliópolis, donde surgió la enéada heliopolitana y cuyo dios principal fué Re (Ra).
Hermópolis, principal centro de culto de Tot. 
Menfis, cuya teología proclamaba al dios Ptah como creador del mundo.
Tebas, lugar de adoración de Amón, dios de esta ciudad.



Los antiguos egipcios pensaban que la suerte del mundo dependía del talante de los dioses. Los dioses eran para los egipcios seres superiores, con pasiones humanas y poderes extraordinarios, a los que se rendía culto según el principio do ut des (ofrezco dones a cambio de conseguir mi petición) y do quia dedisti (doy las gracias por los favores recibidos).

El faraón, como dios viviente, era el nexo de unión entre los hombres y los dioses que aseguraba el orden cósmico, sin el cual, retornaría el caos original, concepto que se esclarece con las leyendas sobre la creación que se comenzaron a elaborar en el Imperio Antiguo y que explican las líneas generales del origen egipcio. Por consiguiente, había que mantener con ellos las mejores relaciones posibles. Ése era el cometido del faraón, considerado, a su vez, como un dios en la tierra, como el Horus (dios de la realeza) viviente, y el único que podía entrar en contacto directo con los dioses en la intimidad del templo.

No obstante la multiplicidad de dioses, existió cierta tendencia al henoteísmo; es decir, a reconocer una deidad única en cada lugar, sin excluir la existencia y el culto a los dioses de otros lugares. Por ello, y dependiendo en cada momento de la ciudad o nomo hegemónico, destacará primero Horus, el sol naciente; después Ra, el sol en todo su esplendor, de Heliópolis, y más tarde a Amón, el dios de Tebas, que por la importancia que alcanzó esta ciudad, cuyos gobernantes pertenecían a la dinastía que expulsó a los hicsos, llegó a considerarse como dios nacional, sobre todo cuando se identificó con Ra, y con el nombre de Amón-Ra era adorado en casi todo Egipto.

"Un caso insólito fue la revolución religiosa de Akhenatón que generará el primer monoteísmo"
RA


AMON
Es la principal divinidad. Representa el sol.





Representado con dos plumas de Halcon que adornan su tocado. Los animales que le representan son el ganso y el carnero. Dios del Imperio y patrono de la Monarquia.





ANUBIS



Representado como un hombre con cabeza de canido, o como un gran perro. Facilita la ascension del muerto hacia las regiones celestes.Patron de los embalsamadores





video

Duvalcain Castro C68



1 comentario:

  1. Muy buena primera ediciòn de este post, Duvalcaìn. Las partes principales del post deben ser el tìtulo, el texto, las imàgenes, los vìnculos y las etiquetas... Le faltan vìnculos que puedan extender el texto presentado dirigiendo al lector a otras web y las etiquetas para clasificar el post.
    Determinar un tamaño de texto estàndar para los pàrrafos. Hizo muy bien aprovechando el editor de blog para resaltar frases y conceptos.
    Se puede seguir mejorando. Muy bien. Ivàn

    ResponderEliminar